diseño web
Aquí os mostramos desde nuestro humilde conocimiento, y sin afán de querer ser unos grandes cocineros, nuestras recetas. Son sencillas, rápidas y sin complicaciones.
Cocinar es facil, solo se tienen que poner un poco de ganas, y recordad que a veces el plato más sencillo es el más bueno.



Huevos, salmón ahumado, alcaparras, aceitunas, leche, aceite, sal, pimienta, albahaca, cebolla, vino blanco, escalivada.

Salsa: batimos un poco de leche, sal, pimienta, alcaparras, albahaca, un poco de cebolla y una cucharada de vinagre. Mientras lo emulsionamos, añadimos la cantidad suficiente de aceite y vino blanco al final.

Cocemos los huevos con agua y unas gotas de vinagre para que no se vuelvan negros, los abrimos por la mitad y los cubrimos con una lámina de salmón ahumado, algunas alcaparras y una aceituna. Lo acompañaremos con la salsa y un poco de escalivada como guarnición.




Pimiento escalivado, patatas, laurel, cebolla, hinojo, tomillo, sal, pimienta, rape, gambas, mantequilla, leche, romero.

Salsa: batimos el aceite con sal, pimienta, un poco de leche, unas gotas de vinagre, hojas de romero y el pimiento. Lo emulsionamos hasta que esté bien unido.

Cocemos las patatas con poca agua y laurel, cebolla, hinojo, tomillo, sal y pimienta.
Cuando estén medio hechas añadimos el rape, y las gambas casi al final de la cocción.
Cuando todo esté cocinado sacaremos el rape y lo dejaremos escurrir, pelaremos las gambas y haremos un puré con las patatas, la mantequilla y la leche. Lo extendemos sobre un trapo seco y comenzaremos a rellenarlo con el rape; doblamos el trapo para dar forma de brazo al pastel, para acabar cubriéndolo con las gambas y el pimiento escalivado.
Finalmente, rociamos salsa por encima.




Cebolla, leche, queso, salsa bechamel, nuez moscada, calabacín, mejillones y gambas.

Hervimos los calabacines durante muy poco tiempo en poca agua, extraemos la pulpa y la reservamos. Mientras tanto, hervimos los mejillones para separar la carne y trocearla.
Freímos las gambas, pelando las colas y triturando las cabezas y la piel. Lo pasamos por un colador, para aprovechar el jugo en la bechamel. Rellenamos los calabacines con su pulpa, los mejillones, un sofrito de cebolla y los cubrimos con las gambas.
Por último, echamos la bechamel y lo gratinamos en el horno con un poco de queso y mantequilla.




Filetes de sardina, sal, limón, ajo, perejil, aceite de oliva, hierbas aromáticas, pimiento rojo picante o guindilla.

Ponemos las sardinas en agua y sal durante cinco minutos para quitarles la sangre; a continuación las maceramos con limón e hinojo, según el gusto del consumidor.
Lo dejamos reposar un par de horas, hasta que los filetes estén blancos.
Finalmente, los colocamos en un recipiente y aliñamos con aceite de oliva, ajo, perejil y pimienta en grano; también le podemos añadir pimiento rojo picante.




Alubias cocidas, chipirones, cebolla, ajo, aceite, sal, pimienta, almendras tostadas, un chorro de vino blanco, ajo, perejil y caldo de pescado.

Picadillo: ajo, perejil y almendras tostadas.

Ponemos los chipirones en una sartén sin aceite; sacarán un poco de agua, y cuando se haya evaporado añadiremos la cebolla y el ajo.
Una vez sofrito, añadiremos el vino y las alubias, lo removeremos y echaremos el caldo.
Al final, añadiremos el picadillo y le daremos un hervor. Antes de servir, debe dejarse reposar.




Lenguado fileteado, langostinos, aceite, sal, pimienta, laurel, hinojo, apio, tomate, zanahoria, vino blanco, leche y espárragos.

Ponemos los lenguados en forma de nido en una placa del horno, los rociamos con vino blanco y ponemos laurel, hinojo, sal y pimienta; dejamos macerar la mezcla durante dos horas.
Hacemos un sofrito con el apio y la zanahoria; cuando esté medio hecho añadimos el tomate, y finalmente el caldo de pescado que habremos cocinado antes con las espinas del lenguado. Una vez tengamos macerado los lenguados, los rellenamos con las colas de langostinos peladas que habremos freído previamente. Los cubrimos con el sofrito, un chorro de leche y los espárragos alrededor.
Finalizaremos su cocción en el horno.




Bacalao, huevos duros, pasas, piñones, harina, tomate, sal, pimienta, aceite, ajo y perejil.

Se reboza el bacalao y se fríe junto con los piñones. A continuación echamos una cucharada de tomate y un poco de pimienta o guindilla.
Una vez cocinado, añadimos los huevos duros y las pasas, y finalmente le damos un hervor con el agua en la que hemos dejado el bacalao a remojo, así como un picadillo de ajo y perejil.
*Se aconseja utilizar una cazuela de barro.




Merluza, harina, aceite, leche, laurel, sal, pimienta, tomillo, pimiento rojo escalivado y caldo de pescado.

Salsa: sal, pimienta, pimiento y leche, todo batido.

Se pone aceite y harina en una cazuela, cuando esté tostada añadimos el caldo, las especias, sal, pimienta y a continuación la merluza rebozada. Lo dejamos cocer muy poco, y al final echamos la salsa y lo dejamos reposar un momento.




Rodaballo, alubias cocidas, vino blanco, sal, pimienta, tomate, orégano, aceite, ajo, perejil, avellanas tostadas, zanahoria, pescado de roca para hacer el caldo.

Se pasan por la batidora todos los ingredientes excepto el rodaballo, las alubias y el caldo, ponemos la mezcla en una cazuela y hacemos un sofrito. A continuación ponemos el pescado cubierto con el caldo, y cuando comience a hervir añadimos las alubias y un picadillo de ajo y perejil. Esperamos dos minutos y lo dejamos reposar un poco antes de servir.




Rape, negrilla, cebolla, ajo, puerro, hinojo, tomillo, azafrán, fideos finos, tomate, aceite, sal, pan frito y un chorro de leche.

En una olla, hacemos un sofrito a fuego lento con la cebolla, un poco de aceite y agua. Cuando esté dorada, pondremos el puerro y añadiremos aceite y ajo. Batiremos la mezcla hasta que quede un puré.
En una sartén, freímos los fideos, el tomate y las negrillas. Lo echamos todo en la olla con el sofrito y lo cubrimos con el caldo de las espinas del rape. Lo salpimentamos y lo dejamos cocer unos diez minutos. Finalmente, añadimos el azafrán, el hinojo, el rape cortado en dados y un chorro de leche. Lo dejamos reposar dos horas antes de servir.
Este plato puede ir acompañado de pan frito.